LA PRÁCTICA DE LA MEDITACIÓN (I)

3 noviembre, 2011

 

Usted sabe que la mente se encuentra profundamente condicionada por un conjunto de estímulos y respuestas de carácter automático. Ante ellos, se encuentra el hombre como una marioneta de sus propios condicionamientos que en forma de “reacciones” e impulsos no puede evitar. La meditación practicada de manera asidua, acelera el proceso de descondicionamiento de esa mente reactiva, aportando consciencia de las verdaderas raíces de las acciones. Con tiempo ciertos aspectos de la conducta que tienden a ser repetitivos y de consecuencias no deseados, son transformados de manera natural, sin esfuerzos de “voluntad” muchas veces inútiles. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios