Todo un Ejemplo

 

 Tú puedes elegir, vivir o sobrevivir. Pero nos han programado para saquearnos. Si no tenemos, nos quejamos y si tenemos, nos da miedo de perderlo. Que si me van a robar, que si voy a perder el dinero, que si la crisis financiera… Pero no disfrutan y eso es porque no hay conciencia. Por eso es tan importante despertar de nuestra inconsciencia y entender que todos somos parte de uno. Que tú y yo estamos unidos.

Jaime Jaramillo

Entrevista a Jaime “Papá” Jaramillo

Jaime Jaramillo, Papá Jaime, como le conocen en su Colombia natal ha dedicado su vida a devolverle la esperanza a los miles de niños que habitan en las calles y alcantarillas de las ciudades. Desde que en el año 1973 sufrió un fuerte impacto al ver morir atropellada a una niña de la calle decidió dedicar sus esfuerzos a darles una segunda oportunidad a esos niños. Para lograr sus objetivos fundó la Fundación Niños de los Andespor la que han pasado más de 50.000 niños. Durante este tiempo ha tenido que armarse de una fuerza interior a prueba de injusticias, lo que le ha permitido sumergirse hasta las malolientes alcantarillas y rescatar a los niños de la miseria y la muerte. Ahora Papa Jaime se dedica a contar sus experiencias para aportar un mensaje de esperanza.

¿Con las experiencias tan duras que has vivido, sobretodo ver sufrir a niños indefensos, qué haces para que el peso de la injusticia que no te derrumbe? ¿Cómo has podido mantener la fortaleza en medio de un panorama desolador?

A mí me ha tocado ver niños que queman vivos. Me ha tocado bajar a la alcantarilla y ver a los escuadrones de la muerte, que son escuadrones de limpieza, levantar la tapa y echar gasolina que quema vivos a los niños que viven allí. Para superarlo no me asocio al dolor. Trato de estar en el amor. No reacciono sino que actúo. Si me asocio al dolor, me revienta. Tendría unas depresiones salvajes. Lo que a mí me mueve es el amor, a mi no me mueve la lástima, ni la culpa, ni que el mundo está mal, no. Yo no miro eso, yo miro como puedo actuar. Porque para el mundo entero nosotros somos totalmente desconocidos, nadie nos conoce. Pero para el ser humano al que tú hoy eliges darle tu mano, tu cariño, tu apoyo, tu comprensión, tu palabra, tú eres su mundo tú eres su universo. A mí siempre me ha movido qué puedo hacer. Nunca digo, porqué pasó sino para qué. ¿Qué tengo que aprender, qué tengo que entender, cómo evoluciono y trasciendo con esto? Yo nunca, nunca me concentro en el dolor. Porque si me concentro en el sufrimiento, lo atraigo y me golpea. Tú tienes al igual que un pintor telas, en tu mano una paleta llena de colores con pinceles y puedes elegir pintar, el cielo o el infierno. Y tienes el libre albedrío de escoger en cuál entras y hay gente que crea infiernos a su alrededor, en su familia, en su empresa, en su entorno. Y otros que son pura alegría y crean un paraíso a su alrededor. Es una elección consciente. Cuando estás inconsciente estás dormido y haces cosas que no quieres hacer.

¿Qué podemos hacer para salir de esa inconsciencia y despertar?

Vivimos como si no nos fuéramos a morir. Y morimos como si nunca hubiésemos vivido. Cuando somos niños tenemos el afán de crecer y ser grandes y cuando crecemos damos la vida por aparentar y recuperar la juventud que no supimos apreciar. Malgastamos toda nuestra salud física, mental, emocional tratando de tener y cuando quizás tenemos, malgastamos inútilmente ese dinero tratando de recuperar la salud que no supimos apreciar. Confundimos vivir la vida en plenitud, con el sobrevivir. Y confundimos vivir la vida disfrutando de todo, a vivir llenos de miedos y de angustias creyendo ser felices. La gente está concentrada a través de los medios de comunicación en lo que no tienen. En lugar de apreciar y cuidar lo que tienen. De aquí a mañana puede ser demasiado tarde para ver y comprender las cosas tan valiosas que tenemos. Quizás aquellas pequeñas y simples cosas son las más grandes. Y quizás ya las hemos perdido. A veces parece que el mundo está destrozado. Los que estamos destrozados somos nosotros.

Tú puedes elegir, vivir o sobrevivir. Pero nos han programado para saquearnos. Si no tenemos, nos quejamos y si tenemos, nos da miedo de perderlo. Que si me van a robar, que si voy a perder el dinero, que si la crisis financiera… Pero no disfrutan y eso es porque no hay conciencia. Por eso es tan importante despertar de nuestra inconsciencia y entender que todos somos parte de uno. Que tú y yo estamos unidos. El amor que tu tienes allá, esa chispa divina que está en tu corazón, es la misma que está en mi corazón. Y cuando tú te unes a mí o yo me uno a cualquiera de ustedes en el amor, somos uno. Es una simbiosis. El mismo aire que tú respiras es el mismo que el mío. Cuando uno entiende que no hay que hacer nada, que simplemente hay que dejar que las cosas fluyan. Apreciar y disfrutar lo que tenemos no lo que no tenemos.

¿Qué te sucedió para que cambiaras la perspectiva de lo que es la vida?

Ha habido muchas anécdotas, pero la mas fuerte de todas fue en el año 1973. Yo venía caminando por la calle, pasa un coche, del coche cae una caja de una muñeca al suelo, los niños de la calle levantan la caja. La niña feliz me mira yo la miro. Se sonreía y me decía: mire lo que me encontré. Por mirarme no se dio cuenta que venía un camión a gran velocidad. Golpeó a la niña, cayó al suelo, frenó en seco con esas 8 llantas arrastró y aplastó a la niña contra el pavimento. Cuando yo vi que esa niña murió por una caja de una muñeca vacía, porque no había ninguna muñeca en su interior. En ese momento yo entendí, cuál era mi misión en este mundo. Cuál era el sentido de mi vida. Y fue así como esa navidad del año 1973, hace 36 años, me disfracé de Papa Noel, compré 100 regalos y salí a las calles, a repartir regalos a los niños. Yo estaba repartiendo regalos y se me acercó un niño me dice: es Papa Noel y esos regalos son para nosotros. Le contesté que sí y ahí mismo saltó encima de mis hombros. Y empezó a silbar. ¡Vengan, aquí está Papa Noel! y en un momentico brotaron de la tierra más niños que regalos. Y yo estaba impactado y de pronto veo que el vestido de Papa Noel estaba manchado y sentí que con mi barba había rascado la cara de Raulito al que en la alcantarilla en la que vivía una rata le había mordido su carita y tenía el hueso podrido y lleno de pus.

En ese momento tuve un sueño y era que aquella navidad del año 1973 que Raulito tuviera un hogar, que Raulito tuviera una oportunidad en la vida y que tuviese una cirugía plástica. A todo el mundo le conté mi sueño. Porque cuando cuentas tus sueños se hacen realidad. ¿Y qué pasó cuando yo conté mi sueño? Apareció una amiga que era enfermera, amiga de un anestesiólogo, amigo de un cirujano, muy amigo de una monja. Y en menos de un mes Raulito tuvo, cirugía facial reconstructiva totalmente gratis, un hogar y nació lo que hoy en día es la Fundación Niños de los Andes, por la cual han pasado mas de 55.000 niños y niñas que vivían entre excrementos humanos, ratas, guiados por la droga. Encontraron el mejor regalo que uno le puede dar a un ser humano que no es otro que ayudarles a redescubrir su vida y encontrar la riqueza más grande qué está en su corazón y que es la paz interior y el amor. Y cuando la encuentran, tienen el poder de elegir, decidir y actuar para poder crecer, trascender y dejar esa huella en los demás. Y por eso es tan importante tener en cuenta que todos somos uno. Que es lo mismo tú y yo si estamos en la misma frecuencia, el amor.

¿Y eso cómo se logra?

Hay que aprender a ponerle alas a la imaginación y a la creatividad y tren de aterrizaje a los sueños. Es de vital importancia concentrar toda tu energía, tu fe, tu pasión y tu amor en lo que quieres ser. No en las cosas negativas que te están sucediendo o que te pasaron. El sufrimiento, si te atracaron, te robaron, violaron o torturaron, lo perdiste todo. Concéntrate en el ser y no en la escasez. Si lo haces, absolutamente todo cambia.

También te dedicas a dar cursos de liderazgo ¿Cómo tiene que ser un líder?

Pensamos que el líder es el que tiene dinero o el que tiene poder. Creemos que un líder es el presidente del país. Pero el verdadero líder no es el que solamente asciende. Ascender puede hacerlo cualquier persona. Aplastando conciencias, manipulando, destruyendo, robando o haciendo daño. Y cuando tiene el poder en sus manos, puede hacer una guerra y acabar con una sociedad. ¿Eso es ser líder? No, eso se llama ser un manipulador que busca su interés particular. ¿Quién es el verdadero líder? El que cuando está ascendiendo, arrastra a otros con él en su ascenso e inspira y motiva a estos a que ayuden a otros. El líder no es solo el que asciende, si no el que trasciende y deja huella. Si el líder va muy adelante, se queda solo. El líder tiene que ir mano a mano, corazón con corazón. Pensando que somos uno. Inspirando y motivando al otro. Diciéndole: lucha, ten grandes ilusiones, da lo mejor de ti. Ten fe, pasión, amor, lucha por alcanzar esa estrella, pero siempre con los pies en la tierra. Es la coherencia entre como se piensa, habla y actúa.

Has escrito un libro titulado Volver a lo básico. ¿De qué hablas en él?

Volver a lo básico lo escribí en el Tíbet durante un ayuno de 40 días y 40 noches. En silencio, tomando agua y haciendo yoga y meditación. En ese ayuno plasmé lo que había vivido en Oriente junto con todo lo que había experimentado en occidente en contacto con tantos seres humanos que sufren. Y se llamó Volver a lo básico que parte del principio de que tus peores enemigos te pueden hacer tanto daño como tus propios pensamientos. La idea que trato de transmitir es que seamos maestros de la mente y discípulos del corazón. No una mente que encarcela, agobia, hace sufrir ni un corazón lleno de recelos, resentimientos, miedos, tensión o depresión. Por eso es tan importante conectar mente con corazón para volar bien alto.

¿Por qué siempre tratamos de buscar econocimiento en los demás? ¿Cómo podemos empezar a ser más autosuficientes emocionalmente?

 Cuando depositas tu felicidad en el exterior ya la perdiste. Cuando dependes de otra persona para ser feliz, ya sea tu mamá, tu hijo, tu marido, o novia y esa persona se va, te abandona, te es infiel, se muere, desaparece, es decir, no hace lo que tu esperas que haga, inmediatamente eliges inconscientemente sufrir y entras en una depresión salvaje. Desde pequeñitos nos condicionaron a depender y ahí es donde está el ego. Lo mismo sucede si depositas tu felicidad en tu prestigio o tu reputación, si pierdes tu fuente de poder, sufres. No importa lo que la gente diga de ti, lo importante es lo que tú te dices a ti mismo. No importa lo que hagan contigo, es lo que tú decides y eliges hacer conscientemente en cada despertar. En tu interior está la fuerza y todo siempre está dentro no fuera, pero nosotros nos desgastamos tratando de impresionar. La mayoría de los seres humanos del planeta tierra tiran su vida, la desgastan, malgastan y desperdician tratando por todos los medios de impresionar a los demás, buscando ser aprobados, reconocidos, aplaudidos y adulados. Y en esa búsqueda se les olvida vivir, disfrutar la vida en plenitud. Porque cuando ya quieren hacer algo, ya murieron sus padres, murieron sus hijos, perdieron lo que tenían, perdieron su juventud y ya es tarde. Porque la vida es algo maravilloso, llena de magia, color, aventura, cambio, innovación… Por buscar impresionar se olvidó de vivir.

¿Cómo podemos desmantelar ese sentimiento de tener que sentirse aprobado por los demás?

Los peores enemigos que uno tiene son la inconsciencia y el apego. El primero está asociado a la ignorancia y el apego se nutre del miedo. La única forma de vencer el fantasma del miedo es enfrentándolo. El miedo es lo más cobarde que hay. La idea es que tú asustes al miedo. Cuando lo miras al miedo a los ojos sale corriendo. Pero nosotros, ante el miedo nos quedamos quietos, paralizados, no nos deja pensar y todo nos sale al revés. Pero cuando uno enfrenta el miedo, el miedo desaparece. Por eso es tan importante la auto observación, el camino de la liberación interior, la meditación, la visualización creativa y cuando utilizas esas tres técnicas y en silencio, a través de la respiración, llegas a encontrar la paz en tu corazón, el amor que emana libremente y te hace vivir la vida en plenitud. Sin miedos, sin temores, sin angustias simplemente disfrutas por el hecho de estar vivo. No hay dependencias de nada, no vuelas con alas prestadas.

¿Cómo imagina este planeta cuando por fin todos elijamos simplemente disfrutar de vivir y de ser?

Utilizar esos medios de comunicación para despertar conciencias. Para sembrar fe, pasión y amor en la gente, para despertarlos de la inconsciencia, ese es el cambio que hay que dar en el mundo entero. Que la gente vea que la transformación viene desde dentro, no de fuera. Y si los medios de comunicación se unen y siguen este ejemplo que ustedes están haciendo con esta revista, el mundo sería diferente. Miren la crisis de la bolsa ¿eso qué fue? Los medios de comunicación. El pánico y el miedo reventaron. Esta psicosis paranoica de la crisis ¿de dónde viene? de las noticias. Porque todo el tiempo repiten: que atracaron a uno, que violaron a otra, que mataron a ese, que secuestraron al otro… Entonces empieza la gente a vibrar en una frecuencia baja y como no hacen nada porque están inconscientes siguen vibrando ahí y generan esa inconsciencia colectiva que padecemos. Cuando la gente pare y diga: un momento no, yo voy a ir a por lo que quiero y cambia de frecuencia y empieza a dar sin recibir nada a cambio Entonces es el amor que emana de tu corazón y empiezas a pensar positivamente, eliges con conciencia, decides con voluntad férrea y con amor y actúas con coherencia entre como piensas, hablas, actúas.

Encuentras la paz interior, el amor y disfrutas de lo que haces.

 

Por Alberto D. Fraile Oliver

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: