15M Una Reflexión

 

 

“Nuestros gobiernos, partidos políticos y clases dirigentes tienen un nivel evolutivo diferente al de los manifestantes. Hablan diferentes idiomas y aunque parece que manejan palabras similares, cada uno las pronuncia desde un espacio diferente, desde un nivel de conciencia muy diferente, y la comunicación no es efectiva a no ser que intervengan los fontaneros del cambio y traduzcan con claridad las demandas de unos hacia los otros”.

Fontaneros del cambio

Reflexiones personales sobre el 15M

El propósito de este texto es aportar algunas reflexiones personales sobre el proceso de cambio que algunos consideran iniciado a partir del Movimiento 15M. Estas reflexiones no proceden de alguien que forme parte de ningún grupo, secta, organismo. Proceden de la individualidad que se desea despierta e íntegra. Estas reflexiones se basan en las experiencias  de una fontanera del cambio interno personal e individual, que pueden quizás aportar alguna inspiración al proceso colectivo que comienza a despuntar en España y en otros países.

Es un texto, de fontanero a fontanero, porque en definitiva, aunque quieras enmarcarte en un grupo, colectividad, movimiento, conciencia global, sigues siendo un ser individual fluyendo entre tu individualización y tu universalización en una danza permanente, cuya armonización depende muy mucho de tu habilidad precisamente como fontaner@!

 

Antes de seguir, me gustaría aclarar lo que entiendo por fontanero en este contexto. Un profesional de la fontanería es un técnico y un artista de las conexiones. Contempla con orgullo como del grifo de oro de un palacio, fluye un líquido puro y cristalino, al tiempo que saborea la victoria tras haberse visto inmerso en las cloacas de palacio, enfangado con el lodazal y los desechos de la estructura, reestructurando las tuberías del espacio para que los líquidos y la savia del organismo puedan circular en los ritmos y las cantidades idóneas para abastecer y drenar el lugar de aquello que constituye su vida y aquello que constituye su muerte.

Al igual que en el palacio, el fontanero realiza la misma tarea en el pueblo conectando todos los barrios entre sí y permitiendo que la unidad reine sin causar el caos. Un fontanero conoce la fachada y las bambalinas del sistema y es capaz de operar en todos los frentes conectando y desconectando aquello que es necesario según criterios funcionales y operativos.

Aquellos que hemos trabajado con nosotros mismos, nos hemos convertido en fontaneros del Ser. Nos adentramos en las profundidades del misterio de nuestro Ser, los aspectos más trascendentales, al tiempo que trabajamos con las cloacas de nuestro organismo, adentrándonos en nuestra Sombra, localizando y desmenuzando nuestra oscuridad, nuestras proyecciones, distorsiones del subconsciente con el fin de ayudar y facilitar nuestro proceso de integración personal caracterizado por la actualización de nuestro ego y su trascendencia para fomentar la integración del Ser, su actualización en nuestro organismo y su corporeización.

Igualmente caminamos en nuestra luz, tratando de abrirle paso mediante válvulas y nuevas tuberías que ensanchen nuestra aceptación de quienes somos en nuestra totalidad, permitiendo que fluya así esa nueva savia vital que llamamos luz.

El fontanero tiene una habilidad especial para la observación de las estructuras que configuran todo organismo, ya sea individual o colectivo. Por esa misma capacidad de observación, y por sus herramientas, puede desplazarse a los puntos conflictivos y operar los cambios necesarios para que toda la estructura funcione a la perfección, pues esa es su misión.  Conecta los puntos que aún no están conectados para que la luz de nuestra conciencia pueda alcanzar los recovecos de nuestro ser más ocultos y obscurecidos por la ignorancia, el olvido, la inconsciencia.

El fontanero del Ser tiene el mapa de la estructura vital y lo utiliza con maestría sabiendo escuchar, desatender, priorizar y posponer, aquello que sea necesario para el buen funcionamiento de todo el sistema. Es a ese fontanero dentro de cada uno de nosotros, a quien  me dirijo en este texto.

Si os habéis dado cuenta, estos días se han puesto de manifiesto varias cosas con mayor claridad aún si cabe:

Nuestros gobiernos, partidos políticos y clases dirigentes tienen un nivel evolutivo diferente al de los manifestantes. Hablan diferentes idiomas y aunque parece que manejan palabras similares, cada uno las pronuncia desde un espacio diferente, desde un nivel de conciencia muy diferente y la comunicación no es efectiva a no ser que intervengan los fontaneros del cambio y traduzcan con claridad las demandas de unos hacia los otros.

-El nivel evolutivo de quienes mayoritariamente integran gobiernos, partidos politicos y clases dirigentes es tal que poseen numerosos mecanismos de defensa contra el cambio que propugnan los manifestantes y ello se debe en gran parte a que en su nivel no han hecho el trabajo interno necesario para poder evolucionar y aproximarse más al nivel de comprensión y entendimiento de los manifestantes. Así, a mayor demanda de los manifestantes, mayor nivel de resistencia al cambio y reacciones defensivas en previsión de un ataque, realizarán quienes gobiernan. En otras palabras, la rigidez y falta de movilidad de los gobernantes está causando que se atrincheren aún más en sus posiciones cada vez más rígidas.

Existe una masa numerosa de población que si bien se encuentra en contra de la corrupción y la retahíla de problemas que asolan nuestros paises, no es capaz de imaginar que las soluciones a sus problemas procedan de otros grupos de conciencia que no sean los habituales, es decir, los gobernantes. Ellos también se encuentran anclados en un estado evolutivo donde las resistencias al cambio son tan grandes, con tuberías tan bloqueadas que el miedo a un colapso les impide incluso llamar al fontanero y tapan, ocultan, cierran los ojos a sus problemas en un intento por eludir su responsabilidad esperando que todo se resuelva por si solo.

-Los manifestantes por su parte, en un intento loabilísimo de demostrar con sus actos cuál es su nivel de conciencia y sentar el mejor ejemplo posible con sus acciones pacificas y su diálogo consensuado, se anquilosan igualmente en esa búsqueda del dialogo y del consenso, siendo presa igualmente de todo tipo de manipulaciones, infiltraciones y deseos de otros colectivos de mover el movimiento hacia una dirección concreta u otra: alimentando viejos y/o nuevos intereses partidistas por un lado o intentando que sus actos sinceros les lleven al soñado puerto de la revolución, el cambio, la transformación y la libertad.

 Ante este escenario, de entre los precursores del cambio es necesario que emerjan fontaneros que sepan hablar con diferentes niveles de conciencia, que puedan desplazarse por las tuberías de la colectividad con eficacia, sin perder rumbo, totalmente enfocados en la misión de producir la apertura de compuertas, tuberías para que TODA LA ESTRUCTURA pueda recibir la savia vital que tanto necesita.

Pues no es sólo la clase dirigente la que necesita la ayuda necesaria para aflojar su aferramiento al poder y el abandono de su mal uso y abuso, sino que la masa social aún no despierta, igualmente necesita de trabajo de fontanería para sacarla de su largo letargo y anquilosamiento basado en la pérdida de su soberanía personal que se produjo al entregar la responsabilidad de sus vidas a los dirigentes. Ellos también necesitan despertar pero no lo harán sin el trabajo de fontanería necesario para romper la férrea defensa y barrera que han erigido contra el cambio.

Los unos por miedo a perder y los otros por miedo a asumir el control, el fontanero se encuentra con la tarea de reunificar y reconectar las tuberías que reequilibren el poder y la capacidad de actuación de unos y otros.

En el movimiento de manifestantes también se necesitan fontaneros capaces de localizar los intentos sutiles y no sutiles de manipular, de desviar las tuberías de su curso natural. Se necesitan fontaneros que sepan desplazarse por la escalera evolutiva y conozcan las claves de cómo dialogar con diferentes niveles de conciencia, honrando las demandas y las necesidades de todas las partes con el fin de alcanzar un objetivo común aceptable por todos y objetivos graduales aceptables por cada nivel evolutivo, sin perder el impulso del movimiento por el cambio en la pesadez de una estructura que busque consensuar todo con todos en todo momento.

Determinar lo que se quiere y cómo se quiere tiene múltiples traducciones en función del nivel evolutivo de cada persona, por ello, el fontanero del cambio sabe lidiar entre las distintas demandas de cada colectivo y sabe ajustar esa multiplicidad de intenciones y comprensiones de forma tal que se cree una NUEVA estructura capaz de contener y abrazar constructivamente la multiplicidad de niveles con el fin de favorecer el proceso de cambio a cada conciencia de forma individual y colectiva, sin frenar a unos a costa de los otros, pero sin tampoco inducir a cambios imposibles de abrazar de momento por quienes requieran unos ritmos más suaves por necesitar procesar más trauma y bloqueos que otros.

No es tarea fácil y no son puestos de trabajo disponibles para cualquier persona… este tipo de fontanería requiere de los mejores profesionales cuyas características principales son la honradez, la integridad y su capacidad real de desplazarse por toda la escalera evolutiva con soltura, capacidad de comunicación y comprensión de la compleja realidad con el único objetivo de conectar y permitir que toda la estructura reciba el sustento, la savia y la información que necesita para el cambio.

Son nuestra única esperanza. Espero que salgan a la luz pronto.

Con amor,

Wallie del bosquecillo (Liberación Ahora)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: