¡PELIGRO! PRISAS (Movimiento Slow)

¿Por qué siempre tenemos prisa?  ¿Para qué hacer todo a contrarreloj? ¿Para llegar antes… dónde? ¿Al final? ¿Al final de qué?

Llevamos más de un siglo y medio de velocidad frenética desde la Revolución Industrial. Hace tiempo los tecnócratas dijeron que las máquinas iban a trabajar por nosotros y que a finales del siglo XX la jornada laboral apenas pasaría de las 20 horas semanales, pudiendo disfrutar de más tiempo para el disfrute de nuestras vidas.

Pero ya metidos en la segunda década del Siglo XXI no ha sido así, el mundo de la velocidad, de las ansias y la angustia ha disparado como nunca el consumo de ansiolíticos; la gente no sólo no dispone de más tiempo, sino que tiene la sensación de que no llega a nada y, sobre todo, de que no puede disfrutar de lo que ya ha conseguido porque continúa sin tener tiempo.

”El reloj es el sistema operativo del capitalismo moderno”. 

-Carl Honoré-

“¡Los dioses confundan al primer hombre que descubrió la manera de distinguir las horas, y confundan también a quien en este lugar colocó un reloj de sol para cortar y destrozar tan horriblemente mis días en fragmentos pequeños!”

-Plauto, año 200 a. C.-

 La hiperactividad actual nos lleva a vivir por inercia, a hacer más cosas en menos tiempo, dedicando toda nuestra energía y atención a metas externas que se oxidan con el paso del tiempo, degradándonos como seres humanos y olvidando las cosas importantes de la vida. Un afán por sobrevivir viviendo inconscientemente y de manera irresponsable hacia nosotros y todo lo que nos rodea.

 ”Sabemos que algo pasa, y estamos empezando a sentir  lo que es. Estamos acelerando; nuestra tecnología acelera; nuestras artes, el espectáculo,  el ritmo de la invención y los cambios – es la aceleración de todo. Y cuidado: si no entendemos el tiempo, nos convertiremos en sus víctimas”. 

 -James Gleick-

Somos esclavos de los horarios, del ruido, del consumo, de las facturas y de lo que la sociedad nos impone.

  “Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin tiempo para pensar, de vuelta a la granja con los demás animales”.

 “Armas silenciosas”:

 Una vida rápida es una vida superficial. La prisa nos hace pasar por la superficie de las cosas, sin posibilidad de profundizar, sin saborearlas de verdad. Ya no importa un buen resultado, sino un resultado a tiempo. Es lo que nos hace leer el periódico mientras vemos la televisión, para matar dos pájaros de un tiro, sin darnos cuenta de que en realidad erramos los dos disparos.

 “¿No pueden comprender los trabajadores que, al trabajar en exceso, agotan sus fuerzas y las de su progenie que están extenuados y, mucho antes de que les llegue el momento, son incapaces de hacer nada; que, absorbidos y brutalizados por ese vicio, ya no son hombres sino fragmentos de hombres que matan todas las bellas facultades de su interior para no dejar viva y floreciente más que la furiosa locura del trabajo?”.

-Paul Lafargue

 El doctor Larry Dossey,  afirma : “Hay pruebas de que nuestra obsesión con el tiempo puede afectar profundamente a nuestra salud. La ‘enfermedad del tiempo’ se está convirtiendo en un concepto médico aceptado,  posiblemente   la mayor causa de muerte – las enfermedades del corazón”. El doctor Dossey denominó “enfermedad del tiempo” a la “creencia obsesiva  de que “el tiempo se aleja, no lo hay en suficiente cantidad, y debes pedalear cada vez más rápido para mantenerte a su ritmo”.

 Además de las consecuencias en la salud, una vida apresurada, inevitablemente, como dije antes, se convierte en superficial. Insisto cuando nos apresuramos, rozamos la superficie y no logramos establecer verdadero contacto con el mundo o las demás personas.

 “La mayoría de los hombres busca el placer con tal apresuramiento,que pasa de largo por su lado”.

-Soren Kierkegaard-

 

 Las Bondades de la Lentitud

El movimiento “Slow” es una corriente cultural que promueve calmar las actividades humanas. El movimiento “Slow” se propone tomar el control del tiempo, más que someterse a su tiranía, y encontrar un equilibrio entre la utilización de la tecnología orientada al ahorro del tiempo y tomarse el tiempo necesario para disfrutar de la vida, de actividades como dar un paseo o compartir una comida con otras personas. Los seguidores de este movimiento creen que, aunque la tecnología puede acelerar el trabajo, la comida, etc. las cosas más importantes de la vida no deberían acelerarse.

 “La lentitud puede ser hermosa“.

Gary James

 Todas las filosofías de los nuevos movimientos anti-prisa que abogan por la Conquista del Tiempo, tienen en común una nueva escala de valores que podría resumirse en tres puntos: trabajar para vivir y no vivir para trabajar; disfrutar el presente y sacar tiempo para aprovechar lo que tenemos, y quitar el pie del acelerador e ir más despacio. Unos preceptos que pueden sonar muy sensatos, pero que tienen que luchar contra el descrédito que supone la lentitud en la era del kilo-byte por segundo. Ser lento es ser un perdedor, carente de iniciativa, un torpe. ¿O no? ¿Tú que piensas?

 “Cuando las cosas suceden con tal rapidez, nadie puede estar seguro de nada, de nada en absoluto, ni siquiera de sí mismo“.

“Entre la lentitud y la memoria, entre la velocidad y el olvido hay un vínculo secreto.  El grado de lentitud es directamente proporcional a la intensidad de la memoria; el grado de velocidad es directamente proporcional a la intensidad del olvido”.

-Milan Kundera-

  En contra de algunas tendencias asociadas al término despacio, los partidarios del movimiento Slow animan a la actividad, más que a la pasividad. El enfoque de este movimiento, por lo tanto, está en ser selectivos en la actuación, y en ser plenamente conscientes de cómo invertimos nuestro tiempo.

A pesar de los desafíos, el movimiento Slow  persigue la satisfacción y la calidad de vida con comodidad en lugar de la prosperidad económica y material. Pretende lograr un estilo de vida lento, relajado y cómodo, y pasar de una sociedad de producción y consumo en masa, a una sociedad que no sea agitada y valore las cosas verdaderamente importantes.

“Lo pesado es la raíz de lo ligero; lo quieto domina a lo agitado”.

-Lao Tse, “Tao Te King”- 

 ¿Y dónde aplicar el movimiento Slow? En todos las áreas de la vida y en cualquier momento, saboreando la comida (SLOW FOOD); viendo menos televisión, en lugar de petrificarse frente a la pantalla, leer un libro, escuchar música, porque son actividades que relajan más y predisponen al diálogo y a la serenidad (SLOW OCIO); Trabajar para vivir y no vivir para trabajar (SLOW LIFE); trabajando con productividad y no quemar la silla en la oficina por exceso de horas vacías (SLOW WORK); consultas más humanas donde el paciente pueda expresarse y el médico tenga tiempo para escuchar (SLOW DOCTOR); medicinas verdes y alternativas (SLOW THERAPY); Relajarse, dejar a un lado la impaciencia, aprender a aceptar la incertidumbre y la no-acción, dejar la mente silenciosa y tranquila, no hacer nada, meditar (SLOW MIND); aprender a envejecer y ser autosuficientes toda nuestra vida (SLOW AGING); prestando menos atención a los logros académicos, creando una sociedad en la que las personas puedan gozar de las artes, pasatiempos, deportes en todos los ámbitos de la vida (SLOW EDUCATION) etc…etccc….

Fuera del núcleo duro de los militantes anti-prisas, de forma intuitiva alguna gente se busca la vida y se sale de la dictadura del reloj como puede.

 La cuestión no es hacerlo todo más despacio, sino actuar con rapidez cuando tiene sentido hacerlo y ser lento cuando la lentitud es lo más conveniente. Lo que en música llaman el tempo Giusto, la velocidad apropiada.

Tenemos miles de posibilidades para frenar el ritmo de nuestra vida y poner más conciencia en lo que hacemos.

 “La vida es aire. Si usted no nota el aire, no notará la vida”.

-Peter Yang-

 

AlfonS

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: